El de Floresta no conoce el término medio: Tocó fondo en Guaelguaychú, después le propinó una goleada al puntero y ahora perdió con uno de los últimos de la tabla; de local cumple y suma, de visitante no se trae ni siquiera cosas positivas para rescatar; juega mal, mejora un poco; despeja dudas, vuelve a sembrarlas… Así es el andar de All Boys en esta B Nacional pareja y discreta, en la que queda visto que cualquiera puede ganarle a cualquiera.

 

EL EQUIPO (INGENUO)

Le tiraron un lateral largo al área, le tiraron dos, le tiraron tres, le tiraron… hasta que le hicieron el gol. Nadie supo resolverlo o contrarrestarlo. En el segundo tiempo llegó una contra, vinieron dos, llegó una tercera… hasta que se cometió el penal en una acción que no lo requería. Antes de eso, dos o tres (no más) situaciones claras con centros cruzados durante los primeros minutos de juego. ¿Luego? Nadie sabe por qué All Boys no usó más veces esa receta. Quizás la explicación sea que Flandria lo fue empujando con mucha entrega física y que los de Nacho González tuvieron muy poco la pelota.

 

  1. NAHUEL LOSADA (3): Dio la sensación de que pudo haber reaccionado en el primer gol, aunque haya entrado lejos de él por el segundo palo. En el segundo tiempo se cayó a pedazos: salió a mitad de camino en otro lateral centro, se apuró en cada saque que tuvo que hacer, transmitió nerviosismo y cometió un penal infantil.

 

  1. PABLO FRONTINI (4): Trató de pelearle todas a Matos pero le costó ganarle. Necesita ser la voz de mando de una defensa que se desordena seguido y que trabaja generalmente mal, pero le está costando mostrarse como el mandamás de esa última línea. Tampoco pudo ganar en el área rival en las pelotas paradas.

 

  1. PABLO SCHMITT (4): Le hicieron la vida imposible durante todo el primer tiempo. Se la pasó corriendo a Randazzo, Puch y Pons constantemente en desventaja numérica y no los pudo parar. Tampoco le dieron una mano, es cierto, pero bailó con una fea y encima bailó mal.

 

  1. ALEXIS VEGA (3): En defensa no hizo macanas ni tampoco tuvo muchos contratiempos siendo que Flandria supo volcar sus acciones por el sector opuesto. Pero transmite muy poco y genera menos. Pasa inadvertido en la cancha, no tiene injerencia en el juego. No pudo armar la dupla que bien podría con Sandoval.

 

  1. HUGO SORIA (5): Mucho sacrificio, mucha entrega y mucho despliegue como nos tiene acostumbrados. Fue y vino solo para todos lados, en algunas bien y en otras mal. En las segundas jugadas suele llegar tarde. Necesita alguien que lo ayude un poco más. Debe ser horrible matarte para recuperar una pelota, dársela a un compañero y que a los 3 segundos ya la tenga de nuevo el rival.

 

  1. EMIR FACCIOLI (4): A tono con sus pares de la línea ¿defensiva? No ganó una de arriba y los laterales que venían desde la derecha del ataque Canario y llegaban a su sector le hicieron la tarde miserable. En toda la tarde no supo como acomodarse para frenar, junto a Frontini, a los dos 9 locales. En las contras del ST quedó muchas veces a destiempo.

 

  1. JOAQUIN PONTARELLI (4): Había mostrado cosas buenas en el partido anterior, arrastrando marcas o guapeando en el cuerpo a cuerpo. Pero en esta ocasión no gravitó nunca, conectó poco con la pelota y estuvo impreciso para buscar compañeros cuando le llegó el esférico.

 

  1. MATÍAS SANDOVAL (4): Peligroso como suele serlo habitualmente. Pero a cuenta gotas, como suele aparecer también habitualmente. La ligó y encima lo echaron. Necesita entrar más en juego, se lo vamos a reclamar constantemente. Tiene que retrasarse un poco más para que le llegue la pelota. .

 

  1. FACUNDO CASTRO (5): En el primer tiempo hizo un buen trabajo durante la primera mitad de la etapa cuando bancó pelotazos y descargó siempre claro para jugar con sus compañeros. Pero fue cayendo en un pozo, terminó jugando de mayor a menor y se fue perdiendo en la mediocridad de un equipo que nunca lo abasteció ni siquiera con un buen centro en alguna jugada preparada. Suma un puntito más que muchos por la intención que tuvo de tratar de hacer algo diferente.

 

  1. CRISTIAN CANUHE (4): Apareció una sola vez en todo el partido, por la izquierda en una segunda jugada en la que ensayó un centro venenoso que no llegaron a conectar Castro ni Guerra. Después no estuvo preciso ni siquiera para mandar un buen centro en algún tiro libre. Mucho pasecito intrascendente para el costado y para atrás. Además, poca colaboración para con Soria.

 

  1. LEANDRO BARRERA (6): Al único que le hubiéramos hecho un lugarcito en el auto si nos decían que el micro de la delegación no arrancaba para volver a Floresta tras el partido. ¿Tardó en definir en una de las pimeras jugadas? Sí. ¿Tiró muchos centros largos? También. Pero termina siendo el que más entró en juego y el único que intentó siempre sacarse jugadores de encima para llevar la pelota hasta el fondo y crear peligro. Fue el más claro tanto en el primer tiempo como en el segundo. Aún cuando terminó tirado a la derecha y sin resto físico tras la expulsión de Sandoval.

 

  1. BRIAN GUERRA (5): Otro que por iniciativa se gana apenas un puntito más que un 4. ¿De qué iniciativa hablamos? De agarrar la pelota para sacarse alguna marca de encima y tratar de abrirla para alguno que acompañara por el costado. Entró apurado y no estuvo fino, pero jugó pocos minutos en un equipo que ya estaba desordenado y desorientado y trató de ser claro, aunque no haya podido lograrlo.

 

  1. MAXIMILIANO SALAS (5): Estuvo mal cuando no quiso devolver una pelota, pero eso significó que los defensores de Flandria se calentaran más de la cuenta y fue el culpable de las dos expulsiones rivales. Peleó más de lo que propuso en base a su energía y constante empuje desde lo físico. Más de una vez pudo limpiar la jugada y juntarse con Barrera

 

  1. MARTÍN GIMÉNEZ (4): Entró el momento de mayor desorden generalizado y encima All Boys ni siquiera tiró “zapallazos” al área para ver si él o si Castro encontraban aunque sea algún rebote. Le costó encontrar la posición y sumado a lo anterior casi no pudo tocar la pelota. Tampoco fue culpa suya aunque quizás podía haber sido más hábil para hacerse un hueco o autogenerarse algún espacio.

¡Dejanos tu opinión!

comentarios