Otro triunfo como local que vuelve a demostrar la irregularidad absoluta de All Boys en este torneo. Una victoria necesitada, para seguir sumando en el promedio, para tratar escalar posiciones en la tabla, para sacarse la espina del trago amargo en Jáuregui y que se vivió como un desahogo en Floresta. Tres puntos más que dejan la certeza concreta de que el equipo no logra jugar bien pero que, a la par de lo que es el campeonato, puede perder o puede ganar contra cualquiera.

 

EL EQUIPO (INCÓMODO)

Así fue el partido para All Boys, porque no tuvo comodidad en el trámite del juego. Le costó hacerse de la pelota, no puede ejercer tenencia (cuesta ver dos pases seguidos) y hace mucho desgaste en presionar y recuperar. Pero busca avanzar con pelotazos largos y no encuentra a alguien que pueda hacer la pausa, parar la pelota, jugar limpio para un compañero o encontrar el claro para habilitar a dos delanteros que terminan jugando más de espalda al arco que de frente. Brown manejó más la pelota pero el Albo pegó primero por una “corajeada” de Soria y una llegada de Romero que Ponatarelli le robó al uno visitante para facturar. Después aguantó, se metió atrás con los cambios y pudo liquidarlo de contra poco antes del final.

 

  1. NAHUEL LOSADA (6): Le jugaron con los pies un par de pelotas con la mecha encendida pero supo revolearlas y zafar de la explosión. Apareció oportunamente en los intentos de los de Madryn que buscaban el arco, primero contra un cabezazo en la etapa inicial y después ante una volea en el complemento. En el juego por alto también supo responder, atenazando alguna pelota que invadía su espacio aéreo o pegando puñetazos entre varias cabezas.

 

  1. PABLO FRONTINI (5): Tuvo su chance de gol al entrar limpió por el segundo palo y definió bien, pero la pelota rebotó en alguna pierna inoportuna. Los de Madryn cruzaban bochazos al área de manera constante pero – aunque trabajó generalmente apurado y apremiado – se las arregló para ir desbaratando la mayoría de los intentos, mejor por abajo que en el juego aéreo en donde perdió en alguna oportunidad.

 

  1. PABLO SCHMITT (4): Volvió a ser víctima de la fórmula que más utilizó Guillermo Brown: Atacar por la derecha y hacerle el dos contra uno con Rojo y Martínez. Quedó demasiado expuesto y muchas veces llegó tarde para cortar o cerrar. Bailó de nuevo con la más fea, sin embargo le vamos a valorar que nunca bajó los brazos y que tuvo personalidad en algunos pasajes del partido para hacerle frente a los ataques quedando en clara inferioridad.

 

  1. ALEXIS VEGA (3): Rescatable nada más que en alguna pelota parada, incluso un tiro libre – centro suyo en el primer tiempo terminó pasando muy cerca luego de que ninguno la desviara. Pero sigue flojo, le cuesta muchísimo levantar el nivel. En labor defensiva estuvo dubitativo y lento para llegar a algunas pelotas divididas. En fase de ataque le pasó lo mismo que en los partidos anteriores, pocas veces pudo merodear el área de enfrente y las que pudo conectarse con Romero o alguno de los de adelante fueron contadas con la mano. .

 

  1. HUGO SORIA (6): Más peleador que una suegra contra su yerno. Fue a todas pese a que Gino no lo asistió mucho en la recuperación. Alguna vez se desordenó y terminó yendo hasta más delante, cuando el otro volante era el que tenía que ser la salida, pero en una de esas corazonadas fue donde pudo sorprender con una linda habilitación en profundidad para Romero que terminó en la apertura del marcador. Jugando en la posición que mejor conoce se va a acercando al Soria del torneo anterior.

 

  1. EMIR FACCIOLI (6): Muy similar a lo de Frontini. Tuvo mucho trabajo físico, de roce y de choque contra delanteros que iban a buscar constantemente pelotas al medio del área. En la marca rindió, se esforzó mucho para llegar a algunos cruces y se ligó un par de porrazos. Cuando se la pasan o cuando la recupera, generalmente el destino de la pelota es la tribuna, pero a esta altura eso ya lo incorporamos y no vamos a criticárselo más mientras que la recupere y la saque…

 

  1. JOAQUIN PONTARELLI (6): Una jugada de peligro y un gol. Efectivo 100%. Tuvo su bautismo de gol en All Boys y en la divisional, por eso suma un puntito más. Su participación en el partido fue muy pareja junto a las dos apariciones que había tenido anteriormente: mucho desgaste, mucha fricción, imprecisiones y poca claridad. Pero él mismo reconoce que se esfuerza por hacer trabajo sucio que pueda beneficiar a Castro y si eso es lo que le piden, esta vez cumplió.

 

  1. GABRIEL ROMERO (5): Estuvo perdido durante varios pasajes del partido, entrando poco en juego y algunas veces hasta le costó dominar la pelota cuando tenía chance de intervenir. En el primer tiempo trató de juntarse con Pontarelli y Castro pero no estuvo fino ante una defensa que le presentó mucha pelea. Lo mejor, hay que destacarlo, fue que encontró el claro para meterse en el área, recibir el pase de Soria y tocarla al medio en el primer gol del partido.

 

  1. FACUNDO CASTRO (4): No le dieron una pelota buena y él tampoco pudo hacer lo que mejor venía haciendo, tratar de aguantarla y descargar para uno que venga de frente. Se fue perdiendo en intrascendencia ante un equipo que jugaba muy lejos de él y de su compañero en ataque. Mala noche para el actual goleador de All Boys en el certamen. Encima provocó, involuntariamente, que Ayr se fuera lesionado en el primer tiempo…

 

  1. FEDERICO GINO (5): En los primeros minutos hizo valer la diez que tenía en la espalda buscando retroceder para hacerse de la pelota y buscar darle buen curso. Pero le duró poco más que los primeros quince o veinte. Después empezó a sentir la falta de ritmo por los cinco partidos en los que no estuvo y fue quedando lento, a destiempo y a veces tierno en las divididas. Fue de mayor a menor. Nada que reprocharle en cuanto a entrega y además tuvo el gol a su merced, pero le pegó con un rollo de papel de esos que hay en la cocina y el arquero se lo negó. Le hace falta fortalecerse si quiere ser el volante de salida que busca Nacho González.

 

  1. LEANDRO BARRERA (6): Durante los primeros minutos y durante los últimos volvió a ser gravitante. Arrancó bien, después se fue del partido un rato largo y cuando el equipo ya estuvo en ventaja reapareció para hacer lo que mejor le sale: encarar y tratar de llegar al fondo para ver si mete un centro bueno. Uno lo metió y le fue directo a Canuhe, que nada más tuvo que bajarla y pegarle. Necesita ser menos “lagunero”. Pero volvió a ser el que quiso hacer algo diferente a lo que hacían los demás.

 

  1. DARÍO STEFANATTO (5): Pocos minutos con la misión de darle aire a los volantes de recuperación y ser la rueda de auxilio para Soria y para Gino. Se metió delante de los centrales y a espaldas de los otros dos para tratar de cortar y despejar todo lo que anduviera cerca. Se animó a más y buscó también presionar más adelante, incluso el segundo gol nace cuando él intercepta una pelota y busca llevársela a un rincón pero encuentra a Barrera atento para correrla y tirar el centro.

 

  1. CRISTIAN CANUHE (5): En faceta de goleador, convirtió tres en los últimos seis como local (vs C.Córdoba SE, Instituto y Gmo. Brown). Sorprendió que entre por derecha para jugar otra vez con perfil cambiado y hasta tuvo un rechazo defectuoso de derecha que dejó una pelota corta. Pero hizo el segundo gol y eso queda por encima de todo. Aparte, buscó ser el que entretenía un poco la pelota para después cambiarla de frente con su precisión habitual en los pases largos.

 

  1. MAXIMILIANO SALAS (5): Saltó a la cancha para quedar solo arriba con la misión de correrla, aguantarla, llevársela a un rincón para dormirla y que pasen segundos o meterse al área y definir el partido. Le pedían mucho… Entró enchufado, presionó en la salida, trató de tirarse por la izquierda para juntarse con Barrera y obligó a que los defensores tengan que apurarse para rechazar incómodos un par de veces. No pudo crear peligro, pero bancó la parada de un equipo que – cuando él entró – cuidaba el uno a cero y jugaba a que Salas se pudiera disfrazar de Messi, de Cristiano Ronaldo y de Neymar a la misma vez.

¡Dejanos tu opinión!

comentarios