Luego de la igualdad en cero ante Villa Dálmine, el volante central Julián Fernández habló para los micrófonos de la Caravana Blanca y Negra.

El volante nos dijo que la planinifación previa al encuentro era ganarlo pero regalaron el primer tiempo ya que tuvieron un funcionamiento flojo y que los dejó preocupados mas allá de que en líneas generales fue un partido peleado y muy disputado.

Posteriomente, en el complemento la mentalidad fue otra y superaron al conjunto de Campana. El equipo mostró un cambio de caracter. En consecuencia mencionó que el punto logrado ante Dálmine va servir si se gana el próximo partido en Floresta donde no hay que perder puntos porque hay que hacerse fuertes de local.

Por último agregó que con Walter Acevedo, quien compartió la mitad de cancha, estuvo cómodo.

¡Dejanos tu opinión!

comentarios