¿Quién va a venir? ¿Alguien mejor que Pepe? Estas preguntas seguirán haciendo ruido en los pasillos del club. All Boys pierde a un entrenador que siempre quedó bien parado hablando de matemáticas y resultados finales. Se va, deciden no renovarle contrato y ahí es donde aparece otro interrogante: ¿Habrá otro episodio entre el albo y Pepe Romero? Difícil saberlo. Lo que si podemos garantizar, es que desde que volvió a la institución, la relación entre dirigentes y cuerpo técnico no fue la mejor. Supervivencia tirante temporada tras temporada, renovaciones de contrato forzadas y promesas incumplidas de ambos bandos.

Desde el cuerpo técnico hay errores, la llegada de algunos jugadores de la mano de su representante y el eterno pedido de poner a los juveniles fue el reclamo rotundo de un gran sector. Si estos jugadores rendían bien, pocos hubieran marcado algo. El tema es que esos jugadores no rindieron y los hinchas a partir de la relación representante-entrenador, crearon una grieta entre los incondicionales y los que le empezaron a marcar errores desde una opinión constructiva. Algunos también le podrán criticar las formas de trabajar, la compañía de algunos laderos y lo mal que jugó el equipo en el último tiempo. Ojo, en los números finales cumplió y termino haciendo una buena campaña. A lo Pepe, callando a todos.

Desde el lado de los dirigentes también hay falencias en esta situación, que resaltan más si del otro lado está la máxima gloria del club. Prometer saldar la deuda (de la era Bugallo) y no hacerlo, el ida y vuelta innecesario entre reunión y reunión, y no tener las agallas para decirle hasta acá llegamos son algunos de los factores que terminan con esta decisión que sorprendió a mas de uno. Fue innecesario, porque el primer ofrecimiento fue alejar a dos de sus ayudantes (Mamberto y Pitton) y que continúe como entrenador. Un poco por lo que causan algunas actitudes y otro poco para reducir costos. Se complicó cuando el tema A.F.A. dejó al albo fuera del presupuesto. También hubo cosas que al cuerpo técnico no le gustaron: las condiciones de trabajo y la constante ausencia de casi toda la comisión directiva en el día a día del plantel.

Romero le puso el pecho varias veces y logró objetivos que para muchos eran inalcanzables: Salir campeón en Primera B, mantener la categoría en el Nacional B, ascender a primera división, mantenerse vivo en ella, pelearle un torneo a los grandes y dejarlo en primera. Todo eso desde su vuelta al club en el año 2007 hasta su ida en el 2013. En algunos de esos logros fue responsable, y en otros quizás el crédito sea de algunos referentes, dirigentes o integrantes de su cuerpo técnico. En conclusión, Pepe logró todo lo que se propuso. Para algunos será importante el cómo y el por qué, para otros no.

Luego volvió tarde. Dos factores importantes hicieron que eso ocurriera. Decisiones que el propio entrenador tomó y caprichos dirigenciales que hicieron que el teléfono no suene.

Volvió en un momento catastrófico. All Boys en el 2015 se hundía en los promedios y parecía no tener otro camino que ir a jugar a la Primera B Metropolitana. Nuevamente lo hizo, lo salvó del descenso y lo mantuvo en el Nacional B.

Hace días atrás apareció el mensaje desde el entorno del entrenador: “Pepe tiene varias ofertas del Nacional B”. Contactos, círculos cerrados y un fuerte peso en el fútbol, los hermanos Lezcano le llevaron a Romero la oferta desde Mendoza. Allí aparece un nuevo actor protagónico jugando un papel altamente importante en esta decisión: Nicolas Medina. ¿Quién es está persona? Ex jugador de la selección sub 20, quien desde el mundo futbolero lo relacionan con Independiente Rivadavia.

El club le hizo un ofrecimiento concreto. El mismo no tiene que ver con la dirección técnica del plantel de All Boys, sino bajo el cargo de Manager. Nexo entre el mismo y la dirigencia. Pepe Romero no aceptó y se decidió no renovarle el contrato como entrenador del plantel profesional.

¿Alguien podía creer que Pepe se iría por su propia cuenta? No, el entrenador supo aguantar y quedarse. Escuchar propuestas, analizar las mismas y recién ahí tomar decisiones. ¿Dónde mejor que en All Boys? Eso es lo que cambio en el último tiempo. Este ofrecimiento no convenció al DT, mucho menos teniendo otra oferta en carpeta. Además la relación con la gente no fue la misma, al técnico le dolieron las críticas, muchas de ellas objetivas y certeras. No importa si eran de hinchas o periodistas, lo tomó como algo negativo y no se dio cuenta que dichas opiniones eran por el bien de All Boys. Quizás algo que últimamente nadie piensa, que a nuestro albo querido le vaya bien…

Pepe Romero analizó la oferta, repasó el ofrecimiento del albo, recordó lo último vivido en el club y tomó la decisión sana de no aceptar ser Manager de All Boys.

Así como al entrenador le duelen algunas cosas, a la gente también. Pepe es y será la máxima gloria del club. No entra en ninguna discusión, pero eso no lo exonera de las críticas.

¿No quiso dejar afuera a Mamberto y Pitton? Puede ser, pero varios integrantes de su cuerpo técnico no estarían dentro del nuevo proyecto que tiene Independiente. También existe la posibilidad de que alguno no pueda viajar a Mendoza por tener otros trabajos en Buenos Aires.

En Mendoza manifestaron que la operación está abrochada desde el Sábado pasado. En las últimas horas se hizo oficial, será el próximo director técnico de Independiente Rivadavia. ¿Porque no manifestó eso a los dirigentes en las continuas reuniones? Su intención, la del hincha y la de los dirigentes era se vaya bien. ¿Por qué se llego a esta situación? Algunos dirigentes no lo querían ¿Por qué no se lo manifestaron? ¿Por qué sino había plata para cancelar su deuda se trajo tanta cantidad de refuerzos? ¿Por qué acepto la llegada de los mismos sabiendo que el club no podía pagarles ni a ellos? Como si fuera poco aparecieron los llamados de algunos personajes que quisieron serruchar al máximo ídolo.

Miles de interrogantes quedarán, al igual que su grato sello en la historia de All Boys.

Otra de las realidades que hay que mencionar, es que desde la CD buscan que alguien se acerque al club con publicidades y dinero fresco para pagar las deudas de cuerpo técnico y plantel. Esto no es un tema menor, tratándose de que All Boys no tiene como afrontar ciertos gastos y deudas.

Es válido que el entrenador se haya cansado de un montón de cosas, que la relación este desgastada y decida irse ante este ofrecimiento. También es cierto que aguantó muchas cosas y que le dio las máximas alegrías a los hinchas. Se va en buenos términos y es lo más importante de esta situación, a los ídolos hay que cuidarlos. Ser objetivo, ser respetuoso y ser agradecido por todo lo que hizo. Por eso no queda otra cosa en este nuevo final de capitulo, decir muchas gracias Romero…

La historia de Pepe Romero y sus representantes:

En esta novela también aparecen promesas incumplidas, idas y vueltas, y situaciones dudosas para el hincha de All Boys. ¿Quién es quien? ¿Qué rol cumple cada uno? ¿Qué cosas ocurrieron representando a Pepe Romero?

El primer recuerdo entre ambas partes y con fallido desenlace fue durante el 2014. Pepe Romero tras alejarse de All Boys, se toma unos meses “sabáticos” esperando que sus representantes le acerquen ofertas. Decide viajar al viejo continente para perfeccionar estilos y maneras de trabajar, básicamente para estar actualizado.

En el medio del viaje se encuentra con un viejo conocido: Jose Pekerman. Charla va, charla viene, el ex entrenador de la Selección Colombia le manifiesta su interés de tenerlo cerca. ¿Quién aparece jugando un papel fuerte? Pascual Lezcano, representante de ambos.

“Hemos tenido algunas conversaciones, pero mucho no quiero decir porque todavía no avanzamos” fueron las declaraciones de Pepe ante la consulta del portal web El espectador…

Cauto como siempre para declarar, pero obviamente que eso nunca se concretó. Pepe Romero se ilusionó y su gran curriculum que tenia con All Boys no lo pudo condimentar con un trabajo internacional.

Pasaron los meses y el teléfono seguía sin sonar. Sondeos, consultas, pero ninguna oferta contundente hasta que apareció Ferro. Otra vez la posibilidad de trabajar, cerca de su familia, con su gente pero no en su casa: Floresta. Esta vez el destino estaba en Caballito. No le fue bien y pocos meses después tuvo que dejar la institución.

Durante esos meses se dio la salida de Bugallo, la llegada del G7 y el no llamado hacia Pepe Romero. En Marzo del 2015 Pepe Romero declaro en La Caravana “Nunca me llamaron…”

( Ver nota http://www.lacaravanaallboys.com.ar/pepe-romero-nunca-me-llamaron/ )

Allí fue donde semanas mas tarde se daba el alejamiento de Perrone y se terminaba de concretar su vuelta de la mano de Tomas Pascual. Cara visible desde el día que que Pepe Romero dio la conferencia de prensa en el club. Como ya mencionamos, lo salvo del descenso.

La llegada de refuerzos en siguientes temporadas fueron un tema preocupante a la hora de tomar decisiones. La CD falló una y otra vez, Pepe participó y tomó decisiones junto a ellos. Tomas Lezcano apareció con jugadores, algunos incluso pedidos por el entrenador. Ojo, desde este lado también manifiestan que la CD de All Boys pidió alguno.

Jugadores que se la pasaron lesionados, otros tantos que nunca tuvieron buenos rendimientos y el resto que pasó sin pena ni gloria. ¿Quién perdió? All Boys.

 

*Agradecimiento para Fernando Chelotti y Nicolas Zilla por el material fotográfico.

¡Dejanos tu opinión!

comentarios